VIDEOS DE NUTRICION

Loading...

domingo, marzo 12, 2006

Estrategias de la OMS para el cambio de habitos nutricionales

Estrategias de la OMS para el cambio de hábitos nutricionales
La Estrategia Global de Regimen Alimentario, Actividad Física y Salud de la OMS es un documento de análisis y propuestas para implementar medidas de prevención basadas en la nutrición y la actividad física para controlar las enfermedades crónicas no trasmisibles (ENT), que son responsables del 56% de las muertes y del 46% de las enfermedades a nivel global
La meta de la estrategia Global de la OMS es mejorar la salud pública a través de una nutrición saludable y la actividad física. Unos pocos factores de riesgo son responsables de la mayor parte de carga mundial de enfermedades crónicas -enfermedad cardiovascular, diabetes, isquemia cerebral, cánceres, enfermedades respiratorias y condiciones relacionadas con la obesidad- que dan cuenta del 59% de los 57 millones de muertes anuales, y del 46% de las enfermedades globales. Se prevé que esos porcentajes aumentarán al 73% y al 60%, respectivamente, antes de 2020.Esto es reflejo de un cambio significativo en los hábitos diarios y en los niveles de actividad física a nivel mundial como resultado de la industrialización, urbanización, desarrollo económico y la globalización creciente de los mercados de alimentos.
La Estrategia Global sobre Dieta, Actividad Física y Salud fue solicitada por los Estados miembros de la OMS en una resolución de la Asamblea Mundial en 2002 para un enfrentamiento integrado de Enfermedades No Transmisibles (ENT), estrategia que se adoptó formalmente en mayo de 2004.
La citada estrategia proporciona a los países un rango de opciones de políticas globales para enfrentar los principales riesgos responsables de la pesada y creciente carga de las Enfermedades Crónicas No Trasmisibles (ECNT): la dieta no saludable y la inactividad física.
Los datos actuales sugieren que los factores determinantes de las ENT son en gran medida los mismos en todos los países sobre los que se dispone de información. Entre esos factores figuran el mayor consumo de alimentos hipercalóricos poco nutritivos con alto contenido de grasas, azúcares y sal; la menor actividad física en el hogar, la escuela y el medio laboral, así como en la recreación y en los desplazamientos; y el consumo de tabaco. La mala alimentación, la insuficiente actividad física y la falta de equilibrio energético que se observan en los niños y los adolescentes son motivo de especial preocupación.
Serie de Consultas e Informes
Por más de 18 meses, la OMS organizó una serie de consultas de gran alcance con todos los interesados para desarrollar la estrategia en respuesta a una demanda de los Estados miembros en la Asamblea Mundial de Salud de 2002. Estas consultas incluyeron reuniones formales con los Estados miembros organizadas en conjunto con las oficinas regionales de la OMS, a las que asistieron más de 80 países, otras agencias de ONU relacionadas con asuntos de alimentación, nutrición y la salud, la sociedad civil y las organizaciones no gubernamentales y el sector privado.
Cada consulta produjo un informe con recomendaciones específicas para la Estrategia Global. La OMS asesoró en la estrategia con un Grupo de Referencia de expertos internacionales independientes en el área de prevención y control de las ENT, promoción de dietas saludables y de la actividad física, y tanto de los países desarrollados como en países en vías de desarrollo.
El informe OMS-FAO TRS 916 ha sido una de las bases para la estrategia.
El informe de la Junta de Expertos Consultores de la OMS y la FAO (Organización para la Alimentación y la Agricultura) sobre Dieta, Nutrición y la Prevención de Enfermedades Crónicas (TRS 916) ha sido uno de muchos informes científicos y resultados que contribuyeron al desarrollo de la Estrategia. Aporta fuertes evidencias de la influencia de la dieta y nutrición sobre seis condiciones crónicas: enfermedades cardiovasculares, diabetes, obesidad, ciertos tipos de cánceres, osteoporosis y enfermedades dentales. Recomienda los rangos de ingesta de nutrientes y los niveles de actividad física consistentes con la prevención de ENT.
Responsabilidades y Recomendaciones
La estrategia explica la carga global de las ENT y cómo una dieta más saludable, la nutrición y actividad física pueden ayudar a prevenirlas y controlarlas. El documento especifica los papeles para la OMS y los Estados miembros, agencias de la ONU, la sociedad civil y el sector privado en la ayuda para reducir la ocurrencia de las enfermedades no trasmisibles. También indica el papel en la prevención de las ENT en los servicios de salud; políticas de alimentación y agricultura; las políticas fiscales; los sistemas de vigilancia; las políticas regulatorias; la educación del consumidor y la comunicación incluyendo el marketing, las proclamas sobre salud y el etiquetado nutricional; y las políticas escolares en cuanto ellas afectan las opciones de alimentación y actividad física.
Sugiere limitar la cantidad de azúcares, grasas y sal en las comidas, y aumentar el consumo de frutas, verduras, legumbres, granos enteros y nueces. La estrategia enfatiza la necesidad de los países de desarrollar estrategias nacionales con una perspectiva sustentable y de largo plazo para hacer de las opciones saludables las alternativas preferidas, tanto a nivel individual como comunitario.
Dependerá de los países decidir qué opciones específicas son apropiadas a sus circunstancias en el nivel nacional. La OMS proveerá el soporte técnico para la aplicación de programas.
La estrategia no prescribe impuestos específicos o subsidios, pero anota que varios países han adoptado medidas fiscales para promover la disponibilidad de y acceso a varios nutrientes, y para aumentar o disminuir el consumo de ciertos tipos de alimentos.
Sin embargo, la estrategia indica que las políticas públicas pueden influir en los precios a través de varias medidas, incluyendo políticas tributarias y subsidios. El texto de la Estrategia reconoce que las decisiones en las tales opciones políticas son responsabilidad individual de los Estados miembros, dependiendo de sus circunstancias particulares.
Opciones Saludables Informadas
Los consumidores requieren información exacta y clara para tomar opciones informadas. Muchos gobiernos están revisando las regulaciones existentes en el etiquetado de nutrientes y proclamas de salud, y sostiene que estos consejos de salud basados en evidencias científicas pueden ayudar a promover opciones saludables.
Reducir la carga de muerte e invalidez de ENT requiere de un acercamiento multisectorial que movilice la energía combinada, recursos y especialización de todos los partícipes a nivel global.
La estrategia propuesta por la OMS ve a la industria alimentaria como la parte de la solución, y recomienda acciones colectivas con ella. Representantes del sector privado han tomado parte en varias consultas formales con la OMS, como también otros partícipes importantes, incluso grupos de la sociedad civil y ONGs.
Enfrentando una preocupante realidad global
La salud y la nutrición de las madres antes del embarazo y durante el transcurso de éste, y la alimentación del niño durante los primeros meses, son importantes para la prevención de las enfermedades no transmisibles durante toda la vida. La lactancia natural exclusiva durante seis meses, seguida de una alimentación complementaria apropiada, contribuyen a un desarrollo físico y mental óptimos. Quienes han sufrido retraso del crecimiento intrauterino, y posiblemente en el periodo postnatal, corren mayores riesgos de contraer enfermedades no transmisibles en la edad adulta.
La mortalidad, morbilidad y discapacidad atribuibles a las ENT es más pesada, y tiende a aumentar, en los países en desarrollo. Además, las personas afectadas son, como promedio, más jóvenes que en los países desarrollados y las muertes causadas por dichas enfermedades alcanzan al 66% del total. Los cambios en los hábitos alimenticios y en la actividad física contribuyen a acelerar esa tendencia. Adicionalmente, el consumo de tabaco también aumenta el riesgo de contraer ENT, en gran medida por mecanismos independientes.
En algunos países desarrollados, cuya carga de morbilidad corresponde principalmente a ENT, se observa una lenta disminución de la mortalidad y la incidencia específicas por edades. Se están haciendo progresos para reducir la mortalidad prematura por cardiopatía coronaria, enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer relacionados con el consumo de tabaco. Sin embargo, la carga general y el número de pacientes siguen siendo elevados y en muchos países desarrollados cada vez hay más niños y adultos con exceso de peso y obesos, y aumentan los casos, estrechamente asociados, de diabetes de tipo 2.
En los países de ingresos bajos y medianos, las ENT y sus factores de riesgo afectan inicialmente a los sectores más acomodados. Sin embargo, los datos recientes indican que, con el tiempo, los hábitos de comportamiento poco saludables y las enfermedades no transmisibles conexas se concentran en las comunidades más pobres y contribuyen a las desigualdades sociales y económicas.
Aunque en la carga de morbilidad de los países más pobres predominan las enfermedades infecciosas y la desnutrición, los principales factores de riesgo de las enfermedades crónicas se están propagando. La proporción de personas con exceso de peso u obesas es cada vez mayor en los países en desarrollo, e incluso también en los sectores de bajos ingresos de los países más ricos.
Un enfoque integrado de las causas de la mala alimentación y de la disminución de la actividad física contribuiría a reducir la carga de las enfermedades no transmisibles en el futuro y también el costo económico conexo.
Pesada Carga Económica
La alimentación y la actividad física influyen en la salud ya sea de manera combinada o cada una por separado. Así pues, mientras que los efectos de la alimentación y la actividad física en la salud suelen interactuar, sobre todo en el caso de la obesidad, la actividad física aporta beneficios adicionales independientes de la nutrición y el régimen alimentario, y hay riesgos nutricionales considerables que no guardan relación con la obesidad. La actividad física es fundamental para mejorar la salud física y mental de las personas.
La mayor parte de las personas de edad viven en países en desarrollo, y el envejecimiento de las poblaciones repercute considerablemente en las características de la morbilidad y la mortalidad. Por consiguiente, muchos países en desarrollo soportarán una carga más pesada de enfermedades no transmisibles junto con una persistencia de la carga de las enfermedades infecciosas. Además de tener una dimensión humana, el mantenimiento de la salud y la capacidad funcional de la creciente población de mayor edad será un factor decisivo para reducir la demanda de servicios de salud y los gastos correspondientes.
Las enfermedades no transmisibles constituyen una pesada carga económica para los sistemas de salud, sujetos ya por otra parte a fuertes presiones, y acarrean grandes costos para la sociedad. La salud es un factor determinante del desarrollo y un motor del crecimiento económico. La Comisión de la OMS sobre Macroeconomía y Salud ha demostrado que las enfermedades perturban el desarrollo y ha destacado la importancia de la inversión en la salud para el desarrollo económico. Los programas encaminados a promover una alimentación sana y la actividad física a fin de prevenir enfermedades son instrumentos decisivos para alcanzar los objetivos de desarrollo.
Existen pruebas concluyentes de las relaciones que existen entre determinados comportamientos y el estado de salud o la morbilidad posteriores. Es posible diseñar y realizar intervenciones eficaces para posibilitar que las personas vivan más y lleven una vida más sana, reducir las desigualdades y promover el desarrollo. Si se moviliza plenamente el potencial de las principales partes interesadas, esa visión podrá pasar a ser una realidad para toda la población en todos los países.
METAS Y OBJETIVOS
La meta general de la Estrategia Mundial sobre Régimen Alimentario, Actividad Física y Salud es promover y proteger la salud orientando la creación de un entorno favorable para la adopción de medidas sostenibles a nivel individual, comunitario, nacional y mundial, que, en conjunto, den lugar a una reducción de la morbilidad y la mortalidad asociadas a una alimentación poco sana y a la falta de actividad física.
Esas medidas contribuyen al logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas y llevan aparejado un gran potencial para obtener beneficios de salud pública en todo el mundo.
La Estrategia Mundial de la OMS tiene cuatro objetivos principales:
1) Reducir los factores de riesgo de enfermedades no transmisibles (ENT) asociados a un régimen alimentario poco sano y a la falta de actividad física mediante una acción de salud pública esencial y medidas de promoción de la salud y prevención de la morbilidad.
2) Promover la conciencia y el conocimiento generales acerca de la influencia del régimen alimentario y de la actividad física en la salud, así como del potencial positivo de las intervenciones de prevención.
3) Fomentar el establecimiento, el fortalecimiento y la aplicación de políticas y planes de acción mundiales, regionales, nacionales y comunitarios encaminados a mejorar las dietas y aumentar la actividad física, que sean sostenibles, integrales y hagan participar activamente a todos los sectores, con inclusión de la sociedad civil, el sector privado y los medios de difusión.
4) Seguir de cerca los datos científicos y los principales efectos sobre el régimen alimentario y la actividad física; respaldar las investigaciones sobre una amplia variedad de esferas pertinentes, incluida la evaluación de las intervenciones; y fortalecer los recursos humanos que se necesiten en este terreno para mejorar y mantener la salud.
(Fuente: En mayo de 2004, la aprobó la Estrategia Mundial de la Organización Mundial de la Salud sobre Régimen Alimentario, Actividad Física y Salud. Asamblea Mundial, 57» Asamblea Mundial de la Salud (Mayo de 2002, resolución WHA55.23) y la correspondiente Resolución aprobatoria (WHA57.17).


Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
http://www.nutriologiaortomolecular.org/


Do You Yahoo!? La mejor conexión a Internet y 2GB extra a tu correo por $100 al mes. http://net.yahoo.com.mx/

No hay comentarios.: